Barrios


barrios

Información

Desde 2003 el ayuntamiento de San Sebastián divide la ciudad oficialmente en 17 barrios, de entre los que destacamos los que están ubicados más cerca del mar: Centro, Gros, Antiguo, Parte Vieja y Amara. Gracias a una amplia red de transporte público la comunicación con el resto de los barrios es muy buena.

La Parte Vieja es el reducto amurallado situado entre el puerto pesquero, la desembocadura del rio Urumea / Paseo Nuevo, el Monte Urgull y el Boulevard Donostiarra. Es uno de los barrios más viejos de la ciudad.

Entre los atractivos que ofrece este barrio están las iglesias de San Vicente y Santa María. Ambas iglesias dan a un extremo y otro de la calle 31 de Agosto, que corre paralela al monte Urgull. Muy próximo a San Vicente, el Museo de San Telmo es otro de los lugares emblemáticos de la ciudad.

El Mercado de la Bretxa mezcla la tradición con comercios modernos y probablemente sea el mercado más genuino de San Sebastián.

 

En los últimos años, la Parte Vieja ha conocido una singular recuperación, con obras como la que renovó la estructura del antiguo mercado de la Bretxa, la del Museo San Telmo o la remodelación de la Plaza de la Constitución, el corazón de este barrio.
Otro de los atractivos que ofrece la Parte Vieja donostiarra es la posibilidad de degustar los pintxos. Se trata de auténticas obras de arte, gastronomía en miniatura, en cuya elaboración compiten los bares que abren sus puertas por este barrio, y en el resto de la ciudad.

Hay más de 100 bares y restaurantes donde se pueden comer desde los más exquisitos pintxos y  bocadillos, hasta las más sofisticadas cartas y menús.

En la Parte Vieja y en el Mercado de la Bretxa se pueden comprar productos tradicionales como: txistorra, chorizo, miel, quesos, sidra, pantxinetas, artesanía y souvenirs de la ciudad y del País Vasco.

Un precioso recorrido es el que comienza paseando por el Boulevard hacia el puerto pesquero y desde ahí al Paseo Nuevo pasando por el Aquarium, para en unos 15 minutos ascender al Monte Urgull, desde donde se contempla la que probablemente es la vista más hermosa de la ciudad. Se desciende de nuevo a la Parte Vieja llegando al Museo San Telmo.  Desde ahí recomendamos recorrer las calles repletas de bares de pintxos. La histórica calle de Fermín Calbetón es famosa por la concentración de bares que vive. Se dice que es tradición recorrerla entrando en todos y cada uno de los bares, tomando un vino o “zurito” (mini-caña de cerveza)  y pintxo en cada local.

Así es la Parte Vieja donostiarra, un barrio por cuyas calles transitan los donostiarras y los turistas, que buscan plasmar en una foto una parte de la historia que han vivido estas calles. La Parte Vieja es un lugar que si bien entre semana puede resultar tranquilo para pasear gracias a la peatonalización de sus calles, en días festivos o a horas de comida o cena, luce un ambiente  espectacular.

El Centro de San Sebastián es el corazón de la ciudad. Se trata de una de las zonas más elegantes y está ubicada entre la playa de La Concha y el Río Urumea. Al este se comunica con el barrio de Gros, hacia el oeste con el Antiguo y por el sur con Amara.

En el centro se concentran los comercios y la mayoría de los edificios emblemáticos de la ciudad. Se pueden destacar el Ayuntamiento, el Teatro Victoria Eugenia o la Catedral del Buen Pastor.

Los restaurantes y bares se reparten por la zona y si se desea degustar unos típicos pintxos donostiarras se puede hacer en alguno de ellos o, si se prefiere, la Parte Vieja de la ciudad está a un máximo de 5 minutos desde su punto más lejano.

De esta zona cabe destacar el Paseo de La Concha, sobradamente conocido por la playa y la bahía, así como por sus espectaculares vistas. Se encuentra aquí además, el centro de talasoterapia de La Perla,.

El Palacio de Miramar hace de separación entre el Centro, el Antiguo y Aiete. Se ubica dentro de un precioso parque ajardinado que mira a la bahía.

El barrio dispone de bastantes supermercados y uno de los mercados más atractivos de la ciudad, el Mercado de San Martín, con todo tipo de comercios, desde los más tradicionales, a los más modernos.

Un precioso recorrido es el que nos lleva desde el Paseo de La Concha al puerto pesquero y desde ahí al Paseo Nuevo. De aquí se puede, en unos 15 minutos ascender al Monte Urgull, desde donde se contempla la que probablemente es la vista más hermosa de la ciudad. Desde aquí se desciende a la Parte Vieja para llegar nuevamente, tras pasar el Ayuntamiento, a la Playa de la Concha.

En caso de visitar la ciudad en coche, en la zona Centro se ofertan varios parkings públicos de pago: La Concha, Boulevard, San Martín, Okendo y Buen Pastor.

Barrio del Antiguo, situado al oeste de la ciudad, el barrio del Antiguo es uno de los más bellos y genuinos de San Sebastián. Se trata de una zona muy tranquila y sin ruidos por las noches.

Su largo paseo con jardines bordeando la Playa de Ondarreta es una de sus señas de identidad. Al final del paseo, se encuentra la famosa escultura de Eduardo Chillida llamada Peine del Viento, que se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad.

En el extremo oeste de la playa de Ondarreta nos encontramos con la subida al Monte Igeldo. Desde allí se puede subir en funicular al parque de atracciones que lleva el mismo nombre.

En el extremo este se encuentra el Palacio de Miramar que hace de separación entre el Centro, el Antiguo y Aiete.

La calle Matía es otra de las zonas más vivas del barrio. Dispone tanto de supermercados como de mucho comercio tradicional al por menor. Además, una vez al mes preparan un mercado con productos típicos. Como no podría faltar, a lo largo de toda la calle encontramos diversos bares en los que disfrutar de unos buenos pintxos.

Al final de esta calle, comienza una zona residencial de reciente construcción llamada Benta Berri. Junto a esta zona se encuentra la sede de la Universidad del País Vasco (UPV).

Gros, separado del Centro y de la Parte Vieja por el Río Urumea está delimitado al Norte por el mar Cantábrico, al este por el Monte Ulía y al Oeste por el Río Urumea y el Palacio de Congresos Kursaal. Dos puentes le separan del centro de la ciudad, haciendo patente su cercanía respecto del mismo.

En Gros se encuentra la Playa de la Zurriola, la más joven de las tres playas donostiarras, concurrida por los amantes y profesionales del surf.

Al final del paseo de la Zurriola, en las faldas del Monte Ulía, se encuentra Sagües, una zona de Gros que ha sido conquistada por los más jóvenes y en donde encontramos una zona de viviendas y bares de copas y pintxos, junto a un gran paseo y zona de aparcamiento, todo ello situado frente al mar.

Gros goza de una gran actividad comercial y, sobre todo en los últimos años, se ha convertido en una zona de copas y en ruta obligada para los amantes de los buenos pintxos.

Desde Gros se pueden realizar pequeños paseos de ensueño, como el que comenzando en Sagües y recorriendo el Paseo de la Zurriola, llega hasta el Paseo Nuevo (mágico con la bravura del Mar Cantábrico como decorado). Desde éste, en 15-20 minutos caminando, se asciende al Monte Urgull, para volver a descender hasta el pintoresco puerto de pescadores y de ahí nuevamente a la Parte Vieja y a Gros, en un precioso recorrido circular.

En caso de visitar la ciudad en coche, Gros goza de tres grandes parkings públicos de pago: Plaza Cataluña, Kursaal y El Txofre.

Amarasiempre ha estado ligado al encauzamiento del Urumea; se estableció primero sobre las antiguas marismas que se extendían más allá del Ensanche Cortazar, en los alrededores del caserío Amara, llamándose en la actualidad Amara Viejo. Posteriormente, entre plaza del Centenario y el actual Parque de Araba hasta Anoeta se creó Amara Nuevo. En los últimos años ha sufrido un cambio morfológico significativo tras la incorporación de un nuevo ensanche urbanístico llamado Riberas de Loyola.

Amara Viejo situado en los alrededores de la Estación de Euskotren que une San Sebastián con Zarauz o Hendaya, representa la cara más tradicional del barrio que se puede apreciar sobre todo en sus comercios, sus bares y restaurantes. Destaca el mercado de productos agrícolas del primer sábado de cada mes que tiene lugar en la Plaza Easo.

Amara Nuevo representa el ensanche urbanístico que se produjo en la segunda mitad del siglo XX tras encauzar el río y desecar las marismas. Hoy en día se conoce sobre todo por albergar el mayor número de centros deportivos de la ciudad: el campo de fútbol, el velódromo, la pista de hielo, pista de atletismo, piscinas, la plaza de toros… Es un barrio con mucha vida, muchos comercios, bares y parques.

Riberas de Loyola es la urbanización más nueva de todo San Sebastián, al que se llega dando un agradable paseo por el río o cruzando el precioso parque de Cristina Enea. Lo más característico aquí son los espacios abiertos, plazas y parques que se han formado entre los edificios.
Destaca en este barrio, donde todavía hay mucho por descubrir, la iglesia diseñada por Rafael Moneo (arquitecto, entre otros, del Palacio del Kursaal), la pasarela que une el barrio con el parque de Cristina Enea, las instalaciones deportivas, el club de remo y el parque conocido como “Jardín de la Memoria”.

¿Dónde está?