La Perla del Cantábrico


La Perla del Cantabrico

Información

A Donostia/San Sebastián (nombre oficial adoptado recientemente) se la ha conocido durante su historia por diferentes nombres: la Bella Easo, Hirutxulo o incluso la Perla del Cantábrico. Cada uno de ellos tiene su historia y su razón de ser, pero desde luego debemos admitir que el que le va que ni pintado es el último, La Perla del Cantábrico. ¿Es una joya tan exclusiva? Veamos que la hace tan especial.

1) La Bahía de La Concha con la Isla de Santa Clara – Y para apreciarla de verdad en todo su esplendor debemos verla desde el mirador del Monte Igueldo. Una vista difícil de igualar, con la Isla de Santa Clara en el centro y rodeada de montañas que parecen querer acercarse hacia el mar. Tanto si nos asomamos en un claro día de verano como si lo hacemos en un gris día de otoño, el paisaje no dejará de asombrarnos y maravillarnos. (Ver “Tres planes esenciales”)

2) El perfecto equilibrio de clasicismo y modernidad – El patrimonio arquitectónico, escultórico y pictórico que ha quedado de épocas pasadas junto con la modernidad representada por edificios como el Kursaal o esculturas como el Peine del Viento, hacen que San Sebastián sea para el visitante un rico ejemplo de arte en cada esquina. (Ver “San Sebastián monumental”)

3) Una inagotable programación de actividades – Desde el primer mes del año con la celebración de la Tamborrada hasta el último con la carrera de San Silvestre, San Sebastián ofrece a cada paso actividades para todos los gustos y de todos los estilos. Resulta prácticamente imposible llegar a esta ciudad y no encontrarse con un programa de actuaciones, de actividades culturales, deportivas o gastronómicas. (Ver “Festivales culturales” y “Fiestas en San Sebastián”)

4) La gastronomía – Casi una religión en este pequeño lugar. Es el territorio que recoge más estrellas Michelín por metro cuadrado. Y eso sin tener en cuenta los innumerables bares de pintxos (algunos verdaderas estrellas Michelín en miniatura) y unos no menos innumerables restaurantes, que si bien no han sido reconocidos con las famosas estrellas sí son apreciados tanto por los visitantes de lejos como de cerca. (Ver “Gastronomía”, “Lo mejor en bares”, “Lo mejor en restaurantes”)

Y si después de todo esto todavía piensas que San Sebastián no es tan especial, ¿por qué no vienes y descubres tú mismo nuevas razones?

 

¿Dónde está?