Un día de lluvia


que hacer si llueve en San Sebastian

Información

San Sebastián es un lugar excepcional para pasar las vacaciones o hacer una escapada de fin de semana. Hay muchas cosas que ver  y todavía más que hacer. Pero como en cualquier ciudad del norte de España, el buen tiempo no está asegurado. Incluso en pleno agosto te puede tocar un día de lluvia.

Si llegas y te encuentras con un clima con el que no contabas, no te preocupes por tus vacaciones, ya que San Sebastián ofrece muchas alternativas para el mal tiempo, para disfrutar de la ciudad también en días de lluvia.

En el carismático barrio de Gros, flanqueando el extenso paseo de la Zurriola, se erige frente al mar la portentosa obra del arquitecto Rafael Moneo, los cubos del Kursaal, que albergan el palacio de congresos, un auditorio, un sala de exposiciones y un restaurante.
Su privilegiada ubicación frente al mar y su diseño vanguardista con estructura de doble vidrio prensado lo convierten en una fortaleza impenetrable para el viento y la lluvia, pero a su vez el sitio perfecto para disfrutar de las vistas en días de mal tiempo.

Desde el Kursaal planteamos varias opciones: desde ver como las olas azotan la playa de la Zurriola mientras los surfistas luchan por dominarlas, a degustar la cocina del Restaurante Ni Neu del Kursaal, donde se intuye la influencia del reconocido chef donostiarra Andoni Luis Aduriz. En el Ni Neu  podrás disfrutar de una comida exquisita a precios asequibles. Por último, y sin salir del complejo del Kursaal, recomendamos visitar la exposición itinerante del momento en los más de 5.000 m2 que el Kursaal dispone para ello.

Al otro lado del río, cruzando por el puente del Kursaal, llegamos enseguida a la Parte Vieja donostiarra,  la capital mundial del pintxo. A pesar del mal tiempo, la lluvia no impide recorrer los principales y más famosos bares de pintxos de “Lo Viejo”, como llaman también los donostiarras al casco antiguo de la ciudad (ver el apartado “Bares de Pintxos” para más información).

Sin salir de la Parte Vieja, llegando al Paseo Nuevo, en la falda del monte Urgull,  el recién remodelado Museo San Telmo, antiguo convento de frailes dominicos, ofrece una mirada novedosa sobre la sociedad vasca, además de presentar siempre una exposición temática concreta de interés.

En el  caso de que no llueva demasiado, desde el Museo San Telmo, recomendamos recorrer el Paseo Nuevo, paraguas en mano. Con un poco de suerte, si el mar está revuelto, veréis la olas saltar con fuerza por encima del Paseo.
Al final del Paseo Nuevo, llegando al puerto, se encuentra el Aquarium donostiarra, un lugar para que disfruten tanto adultos como niños. Tras varias ampliaciones, el Aquarium de San Sebastián es hoy en día uno de los mayores de Europa, con un tanque de 1.800.000 litros de agua en el que, a través de un túnel, se puede pasear entre tiburones, morenas y todo tipo de especies marinas.

Unos metros más adelante, casi sobre el mar, el balneario de La Perla es el lugar perfecto para regalarse un placer para el cuerpo, con una de las mejores vistas de la bahía.
San Sebastián es una ciudad cosmopolita, y como tal, el centro de la ciudad concentra una de las mejores selecciones de boutiques de moda. Sin duda una buena oportunidad para pasar una tarde de compras.

Pensando en los más pequeños, además de la alternativa antes mencionada del Aquarium, una opción muy atractiva para pasar una tarde entretenida es trasladarse hasta el Museo de la Ciencia, en el Parque Tecnológico de Miramón (para llegar es preciso ir en coche o autobús, ya que se encuentra a un par de kilómetros del centro de la ciudad).
Este Museo interactivo, que incluye un Planetarium, presenta la información de forma atractiva a través de manipulación de objetos y realización de experimentos. Una buena solución para entretener a los niños durante horas.

Si por el contrario y a pesar de la lluvia, se quiere recorrer la ciudad en una visita turística, el divertido tren Txu-Txu es una buena opción. Un medio cubierto de la lluvia pero abierto al aire que te llevará a los lugares más especiales de la ciudad.

El autobús turístico es más recomendable para días de buen tiempo en los que aprovechar la segunda planta descapotada para ver la ciudad desde cierta altura.

En una ciudad que ha sido nombrada capital europea de la cultura 2016, la variada oferta cultural siempre tendrá algo adaptado a nuestros gustos.  Aconsejamos consultar la guía de eventos culturales en www.donostiakultura.com

 

¿Dónde está?